blessings-from-d-sky.jpg

Muchas parejas han decidido en los últimos celebrar su boda rodeados de naturaleza, una de las formas puede ser en una casa quinta en algún campo lejos de la ciudad, pero los más arriesgados eligen una playa, con pocas personas presentes y sin demasiado lujo en ellas.

Esta tendencia tiene que ver a demás de algunas creencias religiosas, la posibilidad de poder conectarse con la naturaleza en un momento tan especial. Muchos han decidido hacerlo, pero más que nada, aquellos que ya han realizado algún viaje relacionado con el turismo natural.

La idea de casarse en la playa es una de las escapadas a la naturaleza más recordadas por quienes las realizan, y pueden tener características como: la ausencia de gran ostensión, y programación, ya que no es necesario meses para programar ni el vestido, ni los zapatos (que de hecho no se usan) ni la reserva de una salón o una iglesia.

En México se acostumbra mucho ya que en la boda, los novios comparten fruta y vino, y se corona a la pareja con una tiara hecha de flores naturales, que luego puede ser la que se entregue como ofrenda a los dioses mayas, para que ellos sean los que determinen hasta cuándo se mantendrá esa unión.

Este tipo de bodas también se realizan en algunas playas de Brasil, que tienen a sus propios dioses a los cuales brindarle homenaje y ofrendas.

También se pueden realizar bodas cristianas en la playa, pero no tienen el colorido y las características de las ofrendas.

  • Bodas en la Playa 01

  • Bodas en la Playa 02

  • Bodas en la Playa 03

  • Bodas en la Playa 04

  • Bodas en la Playa 05

  • Bodas en la Playa 06

  • Bodas en la Playa 07

  • Bodas en la Playa 08

  • Bodas en la Playa 09

  • Bodas en la Playa 10

  • Bodas en la Playa 11

  • Bodas en la Playa 12